CDs
  Discografías
  El Bandoneón
  Libros y Revistas
  Novedades
  Partituras
Postales y Posters
  Revista Club de Tango
  Remeras
  Videos y DVDs
  Cómo comprar ?
  Lunfardeando
  Artículos
  Gardel Siempre Gardel
  Efemérides Tangueras
  Glosas Tangueras
  Agenda y Eventos
  Foros de Discusión
  Enlaces
 

Inicio   |   Volver

  Email
 
 

ELADIA BLÁZQUEZ 

 

Hija de madre andaluza y padre de Salamanca. Mas gracia no pudo darle el destino. Ya a los ocho años cantaba en Radio Argentina, cantaba canciones flamencas y criollas. Mas tarde entonó y compuso boleros "Novelera", "Humo y alcohol", temas folklóricos "Rio, rio", "Cuando el amor se va" y en 1960 se mete en el tango "Sin darme cuenta empecé a hablar de Buenos Aires"..."Entonces comprendí que el tango podía hacer un poco más de falta que otros géneros"

"El pueblo argentino está madurando. Está en una búsqueda, en una necesidad de asumirse con todo; con lo bueno, con lo tierno o con lo trágico que pueda tener. Yo estoy de algún modo testimoniando una época casi sin salida, que a veces creo que es verdaderamente apolcalíptica. Pero cada canción, por dura que sea, trata de parar ese apocalipsis, de advertir y mostrar la cara, la cara del amor"

Cuando se le entregó el premio "Prensario", en 1978, en sus considerandos se expresa: "La compositora Eladia Blázquez ha sido capaz como nadie de plasmar la realidad contemporánea en la música de Buenos Aires y la idea de los premios especiales es testimoniar un homenaje a aquellas personalidades que hayan realizado un positivo aporte al mundo del espectáculo y servir de aliciente a quienes realizan tareas culturales de importancia, a veces sin el debido reconocimiento por parte de los beneficiarios directos o indirectos de tales esfuerzos"

"En Eladia Blázquez el Verbo no se hace sexo, como en la mayor parte de sus congéneres, desde Safo a Santa Teresa. La imagen del mundo que la rodeaba- y la rodea- encuentra en ella a uno de sus más denodados artífices. Su sentimiento raudal dictó sus más claras metáforas, afinó sus herramientas, moduló sus melodías.

Pienso para mí que escribir tangos es un arte tan plausible y respetable como el de escribir novelas y poemas que hay letras, como las de Eladia, en que la autora desnuda emociones, reminiscencias, deslumbramientos, paisajes y persnajes urbanos, hombres y ex hombres y heroinas barreras o celestiales arrasadas de amor"

"Por haberlo hecho se ha convertido en la primera entre sus pares"

César Tiempo


"Buenos Aires es la única y primera Ciudad que padece de necesidades.Necesidad de ser. De existir y sentirse. En su tan solicitada piel-!totalidad de tiempo!-hay una muchacha que lo transita, lo padece, lo vive y en ella se muere.

Es Eladia Blázquez, que tiene todos los miedos que le dan su coraje, para reinventarla en canciones que delatan cuánta es la amistad que mantiene con sus muros, sus calles, sus esquinas y su luna.

Eladia-voz de responso agridulce-conmueve hasta el domicilio del hueso cuando canta.

Porque Eladia !existe!, !es! !Existe! Y de tan nuestra que es parece de otros.

Viene !Esta! Con su mensaje tierno-sangre y piel-para delatarse mujer y tiempo de su Buenos Aires que se inventa y lo crea y lo funda.

Ella-Eladia-Es Buenos Aires

Yo la envidio.

Julián Centeya


Crecida debajo de sus mechas rebeldes, Eladia Blázquez-así con sus dos zetas y su mirada oscura- empieza a prontuariarse en este gran murmullo ciudadano como una revelada manera de "cantar las cuarentas" a la poética porteña, en un "tutte" cabrero, para tirarse a más y en juego de hombres.

Pero calza polleras y está esperando el ángelus en un portón de tiempos, enigmática y triste desde que halló la hondura casi abismal del tango que tentaba en su calle avellanédica, vaya a saber que bate melancólico y en esos contramanos con que la vida te puede hacer "capote" para siempre"

............................................................

Allí está Eladia Blázquez, y un asombroso duende se ha asomado a sus rotundos ojos melancólicos. Ella es el tango mismo !A ver que pasa!...

Cátulo Castillo

 

 

 


© Copyright 2002  CLUB DE TANGO
All rights reserved