CDs
  Discografías
  El Bandoneón
  Libros y Revistas
  Novedades
  Partituras
Postales y Posters
  Revista Club de Tango
  Remeras
  Videos y DVDs
  Cómo comprar ?
  Lunfardeando
  Artículos
  Gardel Siempre Gardel
  Efemérides Tangueras
  Glosas Tangueras
  Agenda y Eventos
  Foros de Discusión
  Enlaces
 

Inicio   |   Volver

  Email
 
 

LINA AVELLANEDA 
y su show en el Café Homero

esde agosto del pasado año, Lina Avellaneda viene presentando su show en Café Homero, auspicioso hecho que obedece a la conjución de diversos Factores.
En primer término, la puesta a la calidad comienza con la voz y la presencia de quien, a esta altura, es una de las nuevas consagraciones del tango. La acompañan músicos de primerísimo nivel, integrantes del Julio Pane Trio y de la Orquesta Escuela Nicolás Ledesma, Quique Guerra, Horacio Romo y Carlos Alvarez, conforman un gran cuarteto. Nancy Mina y Luís Centurión bailan el tango como lo baila el pueblo, candombean divirtiéndose y caricaturizan varias situiaciones que el público asistente festeja por la originalidad.
Los dos momentos audiovisuales son esmerados trabajos de fotografías de Pablo Pérez y,  Marcelo Brigante.
Estuvimos con Lina Avellaneda y esto le preguntamos:

-¿Cómo nació TangoLina?  
 
-TangoLina es un mapa desplegado de mi memoria y mis sentimientos. Los tangos  tradicionales son los que cantaban en mi casa. Mi papá, José María Pane, me los enseño a muy temprana edad. Los tango míos, son mis desvelos, mis preocupaciones sociales, mi compromiso ético y moral con aquellos valores en los que creo.

-¿Cómo ve el género hoy?

-No escapa a la realidad del país. Un país que no construye su soberanía económica, difícilmente logre consolidar su identidad cultural. El tango es apenas un puñado de locales for export, y algunos salones bailables, generalmente con música grabada. El resto son intentos aislados de producción con mayor o menor éxito. Pero una política coherente de producción cultural no existe. Discográmente, el panorama es peor aún, ila gente no compre discos, porque no puede o porque no escuchó lo suficiente. Talentos hay. Cantores y escritores también.

-¿Cómo sigue entonces su historia con el género?

-Apostando reiteradamente a la creatividad y a la mayor calidad posible. Produciendo shows y discos que realmenite ocupen un lugar de peso. Ganando en la  calle con el "boca a boca" que es insustituible al momento de promocionar algo. Escribiendo, componiendo, retratando historias de estos días, donde el otro se sienta reflejado.
Estudiando...

-¿Qué sueños le quedan por cumplir?

-Mis sueños no están puestos en mi profesión. La vida en sí misma me genera más expectativas. Pero reconozco que hay cosas que se cumplieron y fueron algo soñado, cantar con Virgilio Expósito, con Antonio Agri, con Daniel Binelli, con Walter Ríos, con Rubén Juárez. Me gustaría contar con los arreglos de Leopoldo Federico alguna vez. Cantar con Horacio Salgán. Grabar con la Orquesta Nacional. En fin, quedan cosas por intentar.

-¿Hasta cuando TangoLina?

-En principio hasta fín de año en Café Homero. Ya estamos presentando el nuevo CD que se llama igual que el show, con 9 tangos clásicos y 6 tangos míos. Hay proyectos de radio, con tan go, nuevo espectáculo en carpeta, pero seguramente para el 2002.

-¿Algo que quiera agregar?

-Gracias y los espero cualquier viernes de estos.


Artículo publicado en la Revista CLUB DE TANGO Nro.49   Julio-Agosto  2001

 

 

 


© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved