CDs
  Discografías
  El Bandoneón
  Libros y Revistas
  Novedades
  Partituras
Postales y Posters
  Revista Club de Tango
  Remeras
  Videos y DVDs
  Cómo comprar ?
  Lunfardeando
  Artículos
  Gardel Siempre Gardel
  Efemérides Tangueras
  Glosas Tangueras
  Agenda y Eventos
  Foros de Discusión
  Enlaces
 

Inicio   |   Volver

  Email
 
 

 

 

oscar prada domecq


ailarín de estilo puramente tradicional; es Director de la Academia Argentina de Tango en Suecia. Pese a que algunos modernistas opinan que Prada Domecq se ha quedado en el tiempo, él insiste en imponer un estilo "que todos puedan bailar, en una reunión familiar, en el club y con cualquier pareja". Esto no resulta factible con el aprendizaje del tango-ballet, maravilloso, espectacular, pero... "for export". En cambio, el tango tradicional, caminado, con figuras de posible logro y canyengue propio de los malevos bailarines de antaño (El Cachafaz, Casimiro Aín), es el verdadero tango, al que todos podemos acceder y del que todos podemos disfrutar, sin tener una previa preparación con una pareja de baile fija y evitando las largas horas de práctica.

En 1994 se efectuó en el Círculo de Oficiales de Mar, un curso de una semana de duración. Contó con un masivo apoyo de público de todas las edades (alrededor de 90 parejas) que "obligaron" a los organizadores a extender dos días más las clases, culminando con una gran fiesta en la que "todos podían bailar con todos".


juan carlos schimizzi


Aunque nació en Rosario de Santa Fe (Villa Diego más precisamente), se radicó en Punta Alta cuando contaba 9 años.
Comenzó su actividad como cantor en distintos sitios y clubes locales. Pero tuvo su gran oportunidad cuando fue convocado, junto a Juan Carlos Monsalvo, también puntaltense, a grabar con el Grupo Volpe (ya mencionado en estas páginas), en el año 1968. La placa lleva como título "Matices de mi ciudad", que tuviera muy buena acogida. Esta convocatoria se produjo a raíz de su actuación en el famoso café "Tortoni" de la Av. de Mayo en la Capital Federal. Una vez grabada la placa, fue presentada al público, en ese popular reducto tanguero, propiedad del recordado Edmundo Rivero, "El Viejo Almacén".

Al evocar aquella grabación, Juan Carlos no puede sustraerse de mencionar y recordar con gratitud, a una de las principales ejecutoras de la realización -Nélida Rouchetto- una constante luchadora, sobre todo porque trata de facilitar la posibilidad de surgir, siempre tan esquiva, a los cultores de tango del interior.

Los evidentes valores vocales de Schimizzi, le brindaron otra oportunidad para triunfar en el gran mundo porteño. En el año 1970, se presentó en la ciudad de Bahía Blanca, en el programa televisivo "Grandes Valores del Tango", con la conducción en aquel entonces, de Juan Carlos Thorry. Nuestro conciudadano Schimizzi superó la primera ronda, resultando en el segundo puesto en la segunda ronda, lo que le valió un contrato en el canal porteño. La siempre latente amenaza de la inestabilidad laboral lo decidieron a desechar esa posibilidad para conservar su puesto de trabajo en la Base Naval de Puerto Belgrano.

En 1987, Festival de Cosquín, otro hito en su carrera. Resulta ganador poniendo de relieve sus dotes vocales.

En la actualidad forma parte del elenco estable del programa televisivo "Tango en la Bahía" que se emite por Canal 9 de Bahía Blanca, compartiendo la cartelera con famosas voces porteñas.


carlos monsalvo


1960 marca su inicio como cantor; dueño de una voz varonil de gran fuerza. En 1966 en Buenos Aires integra la orquesta de Carlos Fígari, haciendo dúo con Reynaldo Martín.

Debuta como solista en el Canal 7 de la Capital en el programa "7 notas para el tango", que obtiene el Martín Fierro en dos años consecutivos. En 1968 graba el larga duración "Matices de mi Ciudad" con el Grupo Volpe, compartiendo los cantares con Juan Carlos Schimizzi. En 1970 debuta con Miguel Caló. En el mismo año graba en carácter de solista y actúa en países lindantes con gran suceso.


f i s n a


Sigla correspondiente a la Fiesta de la Soberanía Nacional que se lleva a cabo en fecha cercana al 20 de noviembre, precisamente el día de la Soberanía, por considerarse a Punta Alta junto con la Base Naval de Puerto Belgrano, como custodio de nuestro extenso litoral costero.

Esta fiesta se desarrolla durante toda una semana, con la presentación de grupos folclóricos, roqueros, melódicos, provenientes de distintos puntos del país. Un día de la semana está dedicado al Tango. En esa oportunidad, se presentan valores locales, instrumentistas, cantores y bailarines. La Peña "Los Inolvidables" hace su aporte con la presentación de cuatro o cinco parejas de tangueros. Las damas aparecen elegantemente ataviadas y los "guapos" con el tradicional lengue blanco que ostenta las iniciales "L.I.". Toda una tradición que, afortunadamente, se mantiene.

Cierra la noche tanguera algún invitado especial de la capital, como por ejemplo en 1994, Enrique Dumas que fue acompañado por el bandoneonista Galván. El público alborozado, premió con interminables aplausos la siempre avasalladora presentación de "Quique". Es que la difusión de nuestra música, folclórica o ciudadana representa soberanía, y así lo entiende el numeroso público que concurre año a año a la FISNA, donde se presentan los productos y la actividad de la zona.


amigos del tango


Agrupación libre que nació bajo la idea de Ronaldo Schoo y Olga H. Gil. Representa el nexo entre la ciudad de Punta Alta y la de Bahía Blanca como filial para la incipiente formación de la Academia Nacional del Tango.

Es uno de los grupos organizadores de la conferencia realizada el 14 de diciembre de 1995 en la Biblioteca "Juan B. Alberdi", ocasión en la que disertó sobre la historia del tango y el lunfardo el Dr. Eduardo Giorlandini, miembro correspondiente de la Academia Porteña del Lunfardo.

Contó además con la presencia del Subsecretario de Cultura de la Ciudad de Bahía Blanca, señor Héctor Ricardo Margo, siempre dispuesto a extender su mano amiga como apoyo a toda manifestación cultural con difusión de nuestra música ciudadana.

Esta interesante reunión culminó con la colocación de una placa recordatoria en el frente del edificio del Bar Central, en la muy céntrica esquina de Humberto Primero y Bernardo de Irigoyen. La mencionada placa fue el resultado de un homenaje del bailarín puntaltense Oscar Prada Domecq, a don Carlos Di Sarli.

El acto, filmado y posteriormente transmitido por DUKE, el canal de televisión de esta ciudad, fue presenciado por una numerosa cantidad de público. El descubrimiento de la placa fue realizado por el autor de la idea, Oscar Prada Domecq, por Héctor Ricardo Margo, por la presidente de la Peña "Carlos Di Sarli" de Bahía Blanca, señora Lina Geromini y por el Secretario de Cultura de la ciudad de Punta Alta, señor Néstor Francischelli (cuyo reciente fallecimiento lamentamos).

La espontaneidad le puso un broche de oro a este acto. A pedido del público que se había compenetrado con el sentimiento tanguero, seguramente alimentado por la música del gran Di Sarli, que acompañó todo el desarrollo del evento, Prada Domecq y su pareja Patricia, brindaron una exhibición de baile, allí, en la misma esquina, a cielo abierto. Posteriormente, el director de la Academia Argentina de Tango en Suecia, invitó a dos de sus pupilos, una pareja de suecos que había viajado expresamente para la oportunidad, a demostrar lo que habían aprendido en su academia. Y lo hicieron, y asombraron al público por lo extraño de ver una pareja típicamente nórdica, muy altos, muy delgados, muy rubios, haciendo firuletes, ochos, corridas, con un sentimiento que se nos ocurrió inusitado, cual si hubiesen absorbido nuestra música desde su niñez.

Esto nos trajo a la reflexión, el comentario de muchos argentinos que se niegan a concurrir a un lugar donde se baila tango, porque "no lo saben bailar". ¿Y si realmente se lo propusieran?

No es necesario hacer una demostración de habilidad, o destreza física y muchos menos pretender bailar el tango-ballet, ése "for export". El tango, ante todo, debe "caminarse" al compás inconfundible del 2 x 4 (o bien del 4 x 8), dejarse llevar por esos sones y abrirle los oídos, para recibirlo, y el corazón, para poder sentirlo hasta que se adueñe de nosotros, y así... dejarnos aprisionar.


peña indio fermín


La Peña Indio Fermín, dedicada a la enseñanza y difusión del folclore argentino, cuenta con un anexo de enseñanza de tango, bajo la dirección de Juan Echegaray. El tango fue considerado siempre música ciudadana, sobre todo porteña, con escasa repercusión en las provincias del interior, donde el folclore es dueño y señor. La presencia de numerosos residentes provincianos, especialmente norteños (Salta, Jujuy, Tucumán, etc.) atraídos, en otras épocas, por la posibilidad de trabajar en la Base Naval de Puerto Belgrano, y ya radicados aquí, permitió extender los secretos del tango a ese grupo.

En los festivales que habitualmente se realizan, resulta un tanto extraño el observar las parejas de norteños bailando nuestra música ciudadana con tanta pasión y sentimiento como si hubiesen nacido en el Abasto o en Pompeya. Un logro de Echegaray, junto a Aída, para la difusión de este género musical entre los provincianos, y, por supuesto, un aporte más para la reafirmación de esta entrañable música nuestra.


la esquina del espectáculo


Dos jóvenes matrimonios puntaltenses, pergeñaron la idea de armar un espectáculo en vivo, en el que se incluyeran todos los géneros musicales interpretados por artistas locales (músicos, autores, grupos, cantores, etc.). Roberto Britos y Estela Montero, en imágenes y grabación del video, en coordinación con Emilio Rodríguez y Gladys Flejas en el sonido, lograron la realización de un espectáculo que se ofrece en la confitería "Amadeus", en una céntrica esquina de esta ciudad, 25 de Mayo y Bernardo de Irigoyen. Es grabado y luego transmitido por el Canal DU-KE de televisión. Se presentan cultores de música moderna, folclórica y, como tema central, el tango, matizado con flashes de "Recuerdos tangueros" con una evocación de las figuras sobresalientes del mes (al estilo efemérides).

Lógicamente, se trata de un espectáculo invernal, ya que la confitería, en un antiguo edificio coquetamente remodelado, que mantiene, no obstante, el sabor de otros tiempos, es un local cerrado.

Luego del obligado receso veraniego, es de esperar que este año podemos gozar nuevamente de estas presentaciones, que ofrecieron un movimiento inusitado en la ciudad, carente habitualmente, de este tipo de cafés-concert. Aunque la situación económica ponga sus insalvables trabas, queda la esperanza de que algunos comerciantes locales apoyen esta iniciativa y pueda concretarse.


tango en fm


Durante más de cinco años, se transmitió el programa "La ciudad, el tango y su gente", conducido por Juan Valdéz, todos los domingos de 8 a 12. Pero el 13 de febrero de 1996, Juancito se fue volando en un tango al cielo tanguero, para encontrarse, seguramente, con todos aquellos grandes que tanto admiró y cuya música difundió con fervor sin igual. A un año de su desaparición física, quienes fuimos sus amigos y seguidores, continuamos recordándolo cada vez que tenemos ocasión de encontrarnos en alguna reunión tanguera.


"puntaaltango" - walter hermann


Los domingos dan ganas de madrugar. Pero no es necesario levantarse. Eso sí, tengamos la precaución de llevar a la cama la radio; de esta manera, desde las 8 hasta las 11, escucharemos "entre sueños" una voz grave, pausada, que denota un gran conocimiento de tango por haberlo vivido y por haber tenido la posibilidad de compartir con muchos de los grandes, esos momentos no programados, pero que quedan permanentemente insertos en la mente. Esto se producía como consecuencia de la actividad que desarrollaba el conductor del programa, Mayor de la Prefectura Naval Argentina. Sus obligados y frecuentes cambio de destino, abrieron su ya creciente apetito por degustar nuestra música. Fue aprendiendo, fue reteniendo nombres, anécdotas, situaciones, que tal vez uno, que quisiera ahondar más en sus detalles, no puede encontrar registrados en tantos libros, escritos, comentarios.

Se trata de Walter Hermann, nacido justo cuando se iniciaba la gloriosa década del 40, cuando se daba el auge de los grandes conjuntos orquestales. Casado, con dos hijos, ya retirado de su actividad principal en la Prefectura, dedica ahora con ahinco, largas horas de sus días, leyendo, investigando, revolviendo aquellos recortes de quién sabe cuántos años atrás, de esas revistas amarillentas que probablemente Marta, su esposa y compañera, cuántas veces se habrá visto tentada de hacer desaparecer en un rapto de "orden y limpieza".

Afortunadamente se ve que se contuvo, y hoy Walter puede seguir brindándonos esos jugosos detalles, esos bocadillos que hacen más interesante la historia de este tango, sus inicios, de esos "nenes" de armas portar, de esas "minas seguidoras" y también... de las otras, situación que, indudablemente, no es privativa del entorno tanguero, ni se producían sólo en los conventillos de los suburbios porteños. Si observamos la crónica policial de hoy, podemos descubrir que, en los actuales "conventillos de lujo" (en propiedad horizontal, claro), las vicisitudes que se producen no le quedan en zaga a aquellas que se desarrollaban en el barro o en ese cotorro iluminado a kerosén.

Ciertamente, las cosas han cambiado, ya no se nombran a las "quemeras" o a las humildes y frecuentemente tísicas fabriqueras, o a las paicas o percantas. La situación se repite, los móviles se reiteran, pero ahora puede tratarse de señoras profesionales con altos puestos en el gobierno... o bellas modelos... o...

Y lógicamente, hasta su forma de pensar ha cambiado, pues han debido adecuarla a las circunstancias imperantes en su entorno. Como cierta, lamentablemente famosa, jovencita que declara no ser prostituta porque no necesita para comer, el dinero que adquiere con su físico. Recibe en su "bulín" (perdón, semipiso), no a "puntos", ni "malevos", ni "cirujas", sino a caballeros que le dejan un obsequio contante y sonante para que pueda comprarse lujos... ¡"Muñeca brava"!... y la historia se repite... y Walter Hermann la saca a relucir, pero a aquella, a la anterior, con la que se forjó el tango, no a ésta. Sinceramente... ¿usted encuentra mucha diferencia entre aquellas pobres paicas que nombra el tango y estas modernas "cocottes"?

Gracias Hermann por la información sobre nuestra historia, por decirnos y recordarnos cómo se concibió nuestro tango.


coleccionistas


Los hay en Punta Alta, y con importante cantidad de ejemplares e información. Hemos nombrado anteriormente a Horacio Pérez, en cuyo domicilio realizaban sus primeras reuniones "Gomías y Gotán".

En este caso, nos referiremos exclusivamente a Jorge Horacio Rosales. Jubilado de la Armada Argentina, luego de alcanzar un puesto jerarquizado, y lo haremos primordialmente por su constante colaboración al brindarnos material grabado, ejemplares de revistas o libros para consulta y sobre todo sus recuerdos sobre lo que él ha vivido y que, con abierta predisposición, pone a nuestro alcance, a pesar de tratarse de un hombre parco y casi se diría hosco, para quien no lo conoce profundamente.

Jorge Rosales cuenta en la actualidad con más de 22.700 temas grabados en disco (de pasta, simples, dobles, de larga duración y compactos) y en casetes. Es un número que lógicamente va acrecentando periódicamente. Posee una colección de libros sobre el tema, tango, de alrededor de 400 ejemplares. Además de una cantidad de partituras, revistas, publicaciones diversas, que saca a relucir de inmediato, cuando se le solicita alguna información precisa.

Lo notable de este coleccionista, atrapado por nuestra entrañable música cuidadana, es el orden y minuciosidad de los datos insertos en sus registros, lo que ofrece una facilidad de acceso al tema puntual que se le requiera, en forma casi espontánea. Es digno de destacar que todo este trabajo de una prolijidad increíble, está totalmente realizado a mano, con letra de molde (no cursiva) que se asemeja a una impresión.


la medicina y el tango


Los bailes de "El Internado", el tango "Matasanos" de Canaro, el tango medicinal "Cloroformo", los inicios de Alberto Castillo (ginecólogo), Claudio Bergés, médico-cantor, nos indican que la medicina y el tango no son incompatibles en absoluto.

Punta Alta no podía estar ajena y con la representación de un prestigioso otorrinolaringólogo, el Dr. Rolando Morgavi, el tango quiere estar presente entre los galenos. Ha compuesto varios tangos en letra y música que se apresta a inscribir en SADAIC. Pero el Dr. Morgavi no es un novato en el tema. Es el autor de la marcha "De la Fraternidad", dedicada a cada una de las agrupaciones de residentes provincianos que habitan en esta ciudad. Compuso además, la Marcha "2 de Abril", como recordación y homenaje a quienes lucharon en Malvinas. Esta marcha ya ha sido aprobada y es habitualmente ejecutada por la banda del Area Naval en las celebraciones castrenses, como así también por otras bandas militares.

 

 

 

Artículo publicado en la Revista CLUB DE TANGO Nro.28  enero-febrero  1998

 

 


© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved