CDs
  Discografías
  El Bandoneón
  Libros y Revistas
  Novedades
  Partituras
Postales y Posters
  Revista Club de Tango
  Remeras
  Videos y DVDs
  Cómo comprar ?
  Lunfardeando
  Artículos
  Gardel Siempre Gardel
  Efemérides Tangueras
  Glosas Tangueras
  Agenda y Eventos
  Foros de Discusión
  Enlaces
 

Inicio   |   Volver

  Email
 
 
POLEMICA POR UN PRESUNTO HIJO
DE GARDEL EN CARACAS
   
(La Prensa 15 de setiembre de 1969)
CARACAS 14 (UP)
Cuando el reportero se dirigió hacia el micrófono en la serie y protocolar conferencia de prensa semanal en el palacio de gobierno, uno de sus colegas comentó: "Este le va a preguntar al presidente si él también cree que Carlos Gardel aún vive".
La pregunta del reportero al mandatario Rafael Caldera no fue ésa, pero la acotación sirvió para reflejar hasta que punto preocupa o divierte a los venezolanos la polémica que desató Carlos Ernesto Ezcurraga, de 28 años, al asegurar que es hijo del famoso cantante de tangos.
Carlos Gardel desapareció hace 34 años en un accidente de aviación en la ciudad colombiana de Medellín y desde entonces se acepta como un hecho que murió en esa tragedia.
Pero Ezcurraga, que nació seis años después del accidente de Medellín, jura ahora que es hijo de Gardel y eso necesariamente implica, desde su punto de vista, que el "zorzal criollo" no murió en 1935.
Ezcurraga va más lejos aún. Dice que Gardel todavía vive y que reside en una finca en un lugar cercano a Medellín, desde donde regularmente le envia dinero.
El asunto lo dió a conocer radio Continente, una de las emisoras más importantes del país, cuando uno de sus corresponsales descubrió en Madrid a Ezcurraga.
El joven que actualmente se encuetra en Caracas y afirma que proximamente viajará a Colombia en busca de su padre, jura tener documentos en su poder que lo acreditan como hijo de Gardel.
Políticos, periodistas, artistas argentinos, residentes y decenas de personas se han pronunciado en contra o a favor de la hipótesis de que el cantante aún está vivo.
Muchos han dicho que detrás de todo el asunto se esconde una maniobra publicitaria, destinada a despertar interés por una telecomedia que se montará proximamente.
De uno u otro modo, el caso logró apasionar, en broma o en serio, a una inmensa mayoría de venezolanos, sobre todo cuando serios órganos de prensa ofrecieron entrevistas con Ezcurraga y varias emisoras presentaron al supuesto hijo de Gardel, como "payaso" ávido de publicidad y de conseguir dinero.
Entretanto, Ezcurraga, imperturbable, sigue insistiendo en que su padre es Gardel y que dentro de algunos días lo visitará en su misterioso retiro colombiano.

 

 

© Copyright 2002  CLUB DE TANGO
All rights reserved