CACE UN ESTRILO A LA GURDA

Anónimo

:  Cacé un estrilo a la gurda
hace cosa de unos días
porque algunos me batían
que la mina se iba a alzar.

Ya me había vuelto reo
con los leones remendados
y el funche me había quedado
lo mismo que un acordeón.

Y los pobres caminantes
se iban jodiéndome a gritos:
¡Pucha que sí! El vacán maldito
se marcha para el cajón

 


Referencias:
De las primeras manifestaciones lunfardas



          

 

 

© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved