MOTIVO DE VIEJO TANGO

 Alvaro Yunque


Se l´espiantó la chirusa...
Es cierto que él la cascaba.
¿Qué hombre, si ama a su papusa
no le sacude una biaba?
 
El amurao unos días
la aguantó broncando y triste,
para él ya no hubo alegrías
ni aún metiéndole al alpiste.
 
¡Jué una!...se fue diciendo.
Si yo la cacho la escracho
y lloraba al irse yendo,
lloraba el muy macho.

 




          

 

 

© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved