MALEVO

Carlos A. Alberti


Apenas por la luz iluminado
de un farol que se quiebra de cachuso,
un malevo en la esquina está parado
enfundado en su traje rantifuso.
 
Pinta brava de guapo retobado
que con la faca su valor impuso,
La chamuya de vesre y es malvado
con la nami que guita no le puso.
 
La luna que lo mira, silenciosa,
lo enmarca en la calleja tenebrosa
en un aro de pálido cristal,
 
y al mirarlo, en la esquina dibujado,
el malevo parece recortado
por el filo invisible de un puñal.

 




          

 

 

© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved