CAFETIN DE MALOS AIRES

Darwin Sanchez


Cuatro minas que están en la estacada,
cuatro cuentas perdidas de un rosario
a la pesca obligada de un otario
que les garpe una copa adulterada.
 
Un trompa que ya tiene bien ganada
su fama de rufián prostibulario,
que el día que destapen su prontuario
tedremos a la poli acuartelada.
 
La roña, porque minga de limpieza,
te sube de los pies a la cabeza.
Rematando este cuadro a maravillas,
 
un punto narigón, la mar de flaco,
que mareao por las cañas y el tabaco,
las va de redentor de poligriyas.
 

 

© Copyright 2002  CLUB DE TANGO
All rights reserved