SONETO LUNFA

Hugo Javier Reynoso

Aqueya era una mina repapusa.
Era un minon para alquilar balcones.
Sus pechos se piantaban de la blusa
y me apuntaban con sus dos cañones.

La levanté en un feca de Palermo.
Yo anda rante, palmao y medio dengue
con la pinta fulera de un enfermo
y la cara mas blanca que mi lengue.

Aqueya mina me engrampó de apuro.
Me dio la cana con sus dos cañones.
Yo vivia pegao a sus calzones.

dejé la barra y enganché un laburo.
Pero se me cruzó mi mi mala estreya
y un porco día, me casé con eya.

 



 

 

© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved