VIEJO CAFE DE PALERMO

Héctor Oscar Santos

Antiquísimas mesas de madera
pisos con huellas de lejanos puchos
laburantes del lápiz, timba, chuchos
recuerdo de papusa victrolera.

Templo de la amistad y de la espera
de negocios legales y otros truchos
chambones del billar, campeones duchos,
un teléfono antiguo, una chopera.

Imprecaciones, gritos, humareda,
vino llorón y confesión fulera
ecos de dados de un ayer perdido

Algún guapo, un rufián, un poeta enfermo
en una esquina eterna de Palermo
con el telón de fondo de un ¡envido!

 





 

 

© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved