La rechiflada

Julián Centeya



Siempre te rechiflás,
por cualquier cosa la broncás
y te da el ataque.
Mirá, un día de estos
te via dar un saque
y vas a quedar en cama
bien mormosa.
Ya no te aguanto más María Melato
esgunfia como estoy
le doy un corte
y buscate urgentemente
quien te soporte,
ese es mi trato.

La naifa lo escuchó
y dulcemente le clavó la mirada
frente a frente
y con un hilo de voz
le dijo al hombrón
que andaba en movimiento:
"Anda ¡chabón!
barreme bien la pieza."
 


 

 

 

© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved