A POTIEN

Juan Carlos Coiro

 
Me dió por irla de fiador con vos.
Y eras una pelandra muerta de hambre.
Te bajé de la higuera, te hice Dios,
y al final me colgaste, como un fiambre.
 
Del yotivenco aquel te la picaste. Pero no fue por mí, me hiciste el curro.
Y al verme rebañao, me empaquetaste
por gran salame, piayentín, y turro.
 
Hoy que te di el espiro de mi zabeca
te veo de yirante con un necio
que te lleva colgada y en el feca
la juega de dorima y garpa el precio.
 
Escuchame madame de la nada,
si en el mate te queda algo de seso,
acordate que te la di doblada
largándote a potién y fue por eso
 
que empezaba a yirarte por la vena...
Si no te reventé de dos miquetas
fué porque me apiolé que estabas llena
de cuatro cruces y de espiroquetas,
 

 

© Copyright 2002  CLUB DE TANGO
All rights reserved