CARTON Y LATA

Jorge Melazza Muttoni

                         

Clavada en el suburbio, hecha cartón y lata
abre Villa Miseria su tarde de arpillera
y algún sucio purrete de esa vida fulera
está buscando un angel prendido al barrilete.
 
Por mistonga y barata la ciudad la abandona
con su mate lavado, su pena y su malvón,
pero Villa Miseria, tan rante y pobretona,
se lleva entre su barro a nuestro corazón
 
Viene desde sus calles esa gente gastada
con mucho de laburo, miseria y popular;
la encuentran esperando la intensa madrugada
silbando el viejo tango que los hace llorar.
 
Mujeres con tristeza, sin rouge y sin mañana
con hombres silenciosos por tutear a la muerte.
 
Villa Miseria sueña vestirse de bacana
si Dios chapa algún día el naipe de la suerte.         

 




          

 

 

© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved