EL PIRO

Luis Alposta


Ansias de raje y evasión postrera
y al mismo tiempo de quedarse en casa.
Tu vida es dura, por demás fulera,
y a nadie importa lo que a vos te pasa.
 
Hoy se te van, pendientes de una espera,
los años de una vida que te pesa.
Al suicidio conciente hacés la pera
aguardando tal vez una sorpresa.
 
Pero un día, quizás en la oficina,
sin darte cuenta de que ya estás harto,
quedándote en la boca una aspirina
te piantarás del todo en un infarto.                    

 




          

 

 

© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved