SONETO DEL ÑATO Y EL MALEVO

Lito Bayardo

Se vino de culata con la chata
y le pìsó al malevo los callordas
el malevo, mirando la alpargata
y sin brocar, hizo la vista gorda.

El ñato de la chata se hizo el oso
cruzaba el corralón y se reía
el malevo, rengueando, miró al coso
y se metió en la pieza en que vivia

Llegó la noche. El ñato en la catrera
roncaba en la sucia madriguera
en curda con dos litros de carlón.

Entonces, el malevo, como un cuete
le tiró kerosene hasta el juanete
y lo quemó, con cama y con colchón.

 



          

 

 

© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved