¡A la milonga!

Martina Iñíguez


Me pregunto qué tiene la milonga
pa'fajarnos el zurdo tan de adentro...
Nació en el arrabal, se vino al Centro
y nos copó su porte de pindonga.

¡Qué curdela feroz su arrullo posta,
qué falopa butén su firulete,
vital como el fragante ramillete
de rosas de una antigua calle angosta!

Impuso su glamour como ninguna
siguiendo el son de un ritmo retrechero,
y en su loco puntear de patio y luna

la viola se escabió hasta el clavijero.
Porque sos de mi cuore la fortuna
¡ché milonga, te quiero!

 



Referencias:
Publicado en la Revista CLUB DE TANGO Nro. 24 Abril-Mayo  1997 -SONBETOS LUNFARDOS 4-

 

 

© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved